Mahoma fue feminista

mujeres con burqa

Eso dice el Huffington Post. Básicamente, como mejoró la situación de las mujeres cuando vivió (por ejemplo, prohibió el infanticidio de niñas, que en Europa no existía algo así desde Cartago -donde sí se hacía sacrificios infantiles, pero desde luego no estaba permitido matar a las niñas por serlo y que algunos defienden que era sólo de niños ya muertos-, ni siquiera en Roma estaba permitido matar a las niñas, desde el principio de la civilización romana, casi mil años antes de Mahoma), ahora deberían sus seguidores dar más poder a las mujeres. Por supuesto, parece que los estudiosos del Corán tienen otra idea (más aquí) y hasta hace unas semanas en Arabia Saudí, país heredero de la tradición suní de la religión islámica, las mujeres no eran ni siquiera mamíferos (ahora lo son, pero no son humanos). Tampoco parece tener mucho que ver con la realidad de Afganistán, Pakistán o Egipto, por ejemplo. Y desde luego tampoco están mejor en países como Irán de tradición chií.

Su problema precisamente estar en querer imitar a día de hoy todo lo que hizo Mahoma, que vivió hace 1400 años, sin entender que las circunstancias han cambiado de forma drástica.

Aparte, decir que Jesús no avanzó la situación de la mujer, cuando en el Evangelio, Jesús perdona a la mujer adúltera que no es lapidada gracias a su intervención, mientras que la Sharía sí considera la lapidación como castigo a la adúltera. De hecho, se intenta, por parte de los apologistas del Islam, decir que la lapidación era algo aceptado por los cristianos, citando a San Esteban, que murió lapidado por no querer abjurar de su fe cristiana. Un caso ligeramente diferente a los que vemos hoy y una brutalidad digna de hace 2000 años…

Anuncios

Continúa la purga en Turquía

fb_img_1469013071803.jpgVox Populi:

En el marco del estado de emergencia en el que se encuentra Turquía desde poco después del intento de golpe de estado del pasado 15 de julio, Ankara ha emitido este miércoles (NOTA: hace una semana) dos decretos en los que anuncia la destitución de más de 2.000 agentes de la Policía y de cientos de miembros de la Institución de Tecnologías de la Comunicación (BTK). Las destituciones tienen lugar por su relación con la intentona golpista, según indican los decretos, publicados en la Gaceta oficial del estado. En ellos también se incluye la decisión de cerrar una institución de telecomunicaciones, y otra en virtud de la cual el presidente designa al jefe de las Fuerzas Armadas.

Seguimos esperando una condena oficial de lo ocurrido después del golpe de Estado.
Anteriores: 1,2,3,4,5, 6, 7, 8, 9, 10, 11.

TV3 presenta a la familia de un jihadista como víctima de la política penitenciaria española

Pobrecitos, tienen que desplazarse a Madrid para visitar al jihadista condenado:

Al más puro estilo “Euskal Presoak” TV3 ha emitido un reportaje sobre la familia de un yihadista que, debido a la política penitenciaria de nuestro país tienen que desplazarse hasta Madrid si quieren ver a su familiar.

En el reportaje, se presenta a la familia -con 11 hijos- como una familia normal víctima de esta política penitenciaria, que los nacionalistas suelen criticar cuando también se aplica a miembros de ETA.

El nacionalismo catalán, apoyando al islamismo.

Judío hasídico apuñalado en Estrasburgo al grito de Alá Akbar

Jerusalem Post:

Un hombre judío fue apuñalado y herido leve el viernes en Estrasburgo, Francia, en un ataque del que las autoridades tienen todavía que determinar el motivo.

Según los informes, el atacante gritó “Allahu Akbar“, mientras le apuñalaba. La víctima es un rabino, Sr. Levy, descrito como “perteneciente a la secta jasídica ortodoxo

Con posterioridad al ataque, se recuperaba en un hospital del área en condición estable.

No sólo la prensa española redacta las noticias como le viene en gana. Aquí se dice que gritó Alá Akbar el atacante pero previamente ya han dicho que las autoridades todavía no han determinado el motivo. Eso sí, de la víctima se dice que era rabino y que pertence a la secta jasídica ortodoxa, esto es, se le califica enseguida como un ultraortodoxo, no vaya a ser que el lector pueda identificarse con él.

Digamos que es otro loco más, a ver si la realidad se ajusta a lo que nosotros queremos que pase.