El burkini y la libertad

mujeres con burqa

Irene Lozano en El pais:

Al afirmar que las mujeres musulmanas deciden libremente si se ponen o no el burka, el niqab o el hiyab, se busca vincular un evidente signo de opresión femenina con la libertad. Muchos dirán que no es un signo de opresión femenina, sino un símbolo religioso. Pero resulta que sólo lo llevan las mujeres, mientras los hombres están libres de ello, incluso los más píos. Si sólo fuera religioso, se establecería para todos, como la obligación de rezar mirando a La Meca, que no distingue de sexos.
Además de ser una exigencia sexista, cubrirse la cara tiene en Europa unas connotaciones precisas. En nuestra imaginación cultural, quienes ocultan su rostro son bandidos, salteadores de caminos, atracadores, terroristas… Cuando no está relacionado con la violencia o el delito, taparse el rostro sólo obliga a las mujeres y se asocia a la pureza sexual y a la prohibición de disponer del cuerpo propio. ¿Qué podrían hacer las mentes biempensantes para ver algo positivo en un rostro cubierto y así no darle más vueltas al asunto? Vincularlo a uno de nuestros valores primordiales: la libertad. De ahí el esfuerzo por reivindicar lo ufanas que muchas musulmanas se cubren la cara: para que olvidemos sus connotaciones opresivas. Sin embargo, afirmar que las mujeres musulmanas en ciertos países deciden con libertad, equivale a decir que en la España de Bernarda Alba una mujer podía elegir guardar luto o no cuando su hermana se acababa de suicidar. No es más que un modo de sublimar la opresión.

Por ejemplo, seguro que esta mujer musulmana es muy libre de taparse o no

Anuncios

El Parlamento español ha ignorado una moción aprobada sobre el burka

El Español:

El mandato nunca se ha cumplido. Lo desatendió el Gobierno socialista que gobernaba entonces -de hecho, los senadores del PSOE se opusieron a la moción- y lo ha ignorado el Ejecutivo del PP, pese a que fue una iniciativa de su grupo parlamentario defendida ardorosamente por Alicia Sánchez-Camacho.

Tres años después, la ausencia de una ley que prohíba el burka -que sí existe en países europeos como Bélgica o Francia, donde llevar esa indumentaria en espacios públicos conlleva una multa de 150 euros- fue el argumento decisivo del Tribunal Supremo para tumbar las ordenanzas municipales que varios Ayuntamientos catalanes aprobaron durante 2010 vetando el velo integral.

Aquí nadie quiere mojarse no vaya a ser que pierdan votos. Da igual que sea una contravención gravísima de la seguridad (no se sabe quién va debajo, ni lo que lleva) ni que sea una prueba más de la existencia del wahabismo en España, una doctrina extremista que contraviene todos y cada uno de los principios incluidos en la Constitución española. De hecho, el país en el que más se usa es Arabia Saudí, como muestra este gráfico, aparte por supuesto de uso obligatorio en Afganistán durante los talibanes.

velo islámico 2

Merkel: el burqa es un obstáculo a la integración

Angela_Merkel_(2008)Repubblica.it:

Según la canciller alemana, Angela Merkel, el burka constituye un obstáculo a la integración. “Mi opinión es que una mujer con velo integral tiene pocas posibilidades de integrarse en la sociedad alemana”, ha dicho Merkel al portal Redaktionsnetzwerk Deutschland (Rnd). Palabras pronunciadas el día siguiente al discurso del primer ministro francés Valls, sobre el burkini como “contrario a los valores franceses. Merkel ha añadido que espera que el ministro de Interior Thomas de Maizière encuentra el modo de prohibir su uso ante cualquier autoridad o en lugares públicos, antes de que se dicten normas parciales.

Esa medida es una de las que se anuncian como consecuencia de la necesidad de incrementar las medidas de seguridad alemanas tras los atentados.

Mientras, aquí en España se dice que su uso es consecuencia de “la libertad” de la mujer.