Francés apuñala a británica en Australia al grito de Alá Akbar

The Guardian:

Un francés gritó al parecer “Alá Akbar” durante un apuñalamiento que causó la muerte a una mujer de 21 años delante de 30 personas en un hotel para mochileros en el noreste de Australia.

El sospechoso de 20 años también presuntamente repitió la frase cuando le arrestó la Policía de Queensland que se encontró con una “escena terrible” en el hostal en Home Hill (situado alrededor de 100 km al sur de Townsville) en la noche del martes.

Steve Gollschewski, un vice-comisionado de la Policía, dijo que los presuntos comentarios del agresor “pueden ser considerados como de naturaleza extremista” y que los investigadores estaban trabajando con la Policía federal australiana para establecer los motivos.

Añadió que la Policía “no había descartado ninguna motivación en este momento tan temprano de la investigación, ya sea criminal o política”.

Un perro también fue apuñalado.

Y sí, también se investiga si tiene problemas mentales o con las drogas. La Policía ha dicho que, a pesar de la frase, no hay más pruebas de extremismo.

Khaled Sharrouf, del ISIS, en libertad en Australia a pesar de considerársele un peligro

Daily Mail.com:

Ahmad Elomar, el hermano de un conocido terrorista perteneciente al Estado Islámico, ha salido libre de la cárcel después de tres años – sin un solo miembro de la familia o un amigo allí para recogerlo.

La policía advirtió a la Autoridad Estatal de Libertad Condicional hace tres meses que Elomar, de 33 años, no debía ser puesto en libertad por tener las mismas creencias extremistas islámicas que tuvieron su hermano muerto Mohamed y su socio Khaled Sharrouf.

Pero la Corte Suprema de Justicia de NSW Geoffrey Bellew desestimó en el último minuto la petición del gobierno del estado para detener su liberación, concediéndole libertad condicional, a pesar de la policía insiste en que es un “riesgo de seguridad“.

Aunque se creía que su hermano Mohammed murió en 2015 luchando por el Estado Islámico en algún lugar de Siria, hay informes que dicen que está vivo y en contacto con Ahmad y Sharrouf y otros que podrían ayudarle en la comisión de atentados. Es conocida su foto en la que posó con las cabezas de dos infortunados a los que había degollado. Ambos son hijos de un inmigrante exitoso, pero su tío, Mohamed Eli Elomar, fue parte de una célula terrorista que cumple condena por preparar un atentado con explosivos o armas de fuego para “dar miedo a la comunidad australiana“, siendo condenados a entre 23 y 30 años de cárcel. Se les condenó, a pesar de que el atentado estaba en fase de tentativa, porque las pruebas circunstanciales eran muy sólidas y estaban en las primeras fases.

Mientras, Sharrouf también tiene fotos famosas como esta, en la que posa con tres menores vestidos de uniforme militar. La autoridad judicial le ha dado permiso para recibir visitas y entre otras, ya ha recibido la de Ahmad Elomar.

Cuando cometa algún atentado, nos lamentaremos todos. Ahmad era uno de los que parece que administraba la Sharia dentro de la prisión de New South Wales (Australia) en la que estaba cumpliendo condena.