Los enfermos mentales, daños colaterales de los últimos atentados

Prácticamente todos los últimos atentados se han imputado a personas con “trastornos mentales”. El último ha sido el del noruego de origen somalí que mató a una turista americana e hirió a otras 6 personas:

This is the moment a mentally ill Norwegian of Somali origin was pinned to the ground after he murdered an American woman and injured five pedestrians on a knife rampage in Russell Square last night.

His victim, a US citizen in her 60s, said ‘he’s still here’ as she used her final words to warn others their lives were also in danger, a witness told MailOnline today.

She died in a pool of blood as she was cradled by a family of Spanish tourists, as the 19-year-old silently stabbed pedestrians in the back, side and arms who were left ‘screaming and covered in blood’.

Police were called at 10.30pm last night and Chanel Britton, 19, of Barnsley, who was staying in one of Russell Square’s many hotels, captured the moment up to eight officers searched him after being Tasered to the ground.

The teenager, a Somali who came to Britain from Norway aged five, was arrested on suspicion of murder and he spent the night in hospital before being moved to a south London police station.

Pues, como era de esperar, las personas con trastorno mental van a sufrir las consecuencias de que ni los medios ni los Gobiernos hablen claro sobre las causas de estos ataques:

People trying to get on with life while living with mental health difficulties are the collateral damage of illogical and unachievable calls to remove the possibility of an atrocious act happening again – “Lock ‘em up”, “Screen them early”, “Keep them under close watch.”

Of course, it is true that a tiny proportion of the overall number of people with mental health difficulties will commit violent crimes. Some of these are avoidable tragedies and other are not.

Creating conditions where everyone experiencing mental distress is cared for and supported is the work of generations. But one spin of the news cycle can place us further from that ideal than we once were.

cartoon bomberEl problema es precisamente que, si se miente varias veces, no diciendo las causas reales, cualquier ciudadano tiende a considerar que otros casos parecidos tienen la misma motivación. Cuando todos los “locos” tienen además otras características que los unen, la causa de los ataques puede no estar en su locura, sino en esas otras características. Así, se han utilizado suicidas que eran enfermos terminales, deficientes mentales o niños pequeños. El caso de estos últimos es eminentemente sádico:

Entre los niños bomba que se han volado por los aires en el último año había menores reclutados en las escuelas coránicas del Pakistán rural, secuestrados a punta de kalashnikov en colegios o separados de sus padres a cambio de pequeñas cantidades de dinero -en algunos casos apenas 10 euros- y la promesa de que sus hijos recibirían una educación islámica. Tras una formación que en ocasiones no supera los tres meses, se les considera preparados para la graduación. El elegido es conducido hasta una mezquita, cebado con dulces como premio a su valor y agasajado por haber sido el escogido de Alá, según el testimonio de varios menores liberados de campamentos terroristas en los últimos meses.

(…)

Los talibanes paquistaníes admiten abiertamente estar reclutando a menores para misiones suicidas, describiendo a los niños como «utensilios de Dios». El movimiento extremista paquistaní Jaish i Mohamed ha creado un personaje infantil de ficción para explicar a padres e hijos el privilegio que supone ser escogido como kamikaze. El relato, publicado en la revista Musalman Bachay, cuenta la historia de Noman, un niño de familia humilde que no sueña con ser futbolista, actor o ingeniero. Noman aspira a transformarse en un muyahidín y matar a los enemigos del Islam. Cuando finalmente logra su objetivo, con un atentado suicida en el que pierde la vida, el pequeño «le da una gran alegría a su madre» y es enviado al paraíso prometido, por cuyos ríos fluyen inagotables, leche y miel.

intenciones extremistas 2Algunos se han escapado y han confesado lo que les esperaba.

Es cierto, no todos los locos (o enfermos terminales o deficientes mentales o niños) cometen crímenes ni todos los que los cometen son locos. Peor también hay que entender que hay locos que sí cometen crímenes y nadie en su sano juicio se explota o se pone en el disparadero de los disparos policiales si no tiene algún tipo de problema mental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s