Los asesinos del Padre #JacquesHamel se encontraron en internet #actualizado

Daily Mail:

The ‘ticking time bomb’ Islamist who killed an elderly priest may have recruited his accomplice via Facebook – despite being on a terror watch list.

Adel Kermiche, 19, was revealed by relations to have had several accounts on the social networking site with which he spread jihadi propaganda from his home near Rouen.

His accomplice, named for the first time, as Abdel Malik P, lived more than six hours drive away in Aix-Les Bains, in Alpine France.

The pair were both killed by police marksmen when they burst out of the church where they had murdered the priest. They were picked off despite trying to use their hostages as human shields. Malik was hit in the face and it took a day to identify him.

Una prueba más de la laxitud con que trata Facebook las cuentas que justifican o son partidarias del jihadismo.

Es llamativo también que Adel Kelmacher estuviera monitorizado y viviendo en casa de sus padres y sin embargo, lograra hasta contactar con internet con un colega para cometer un atentado.

Actualización: se comunicaban por Telegram.

Anteriores: 1, 2, 3, 4, 5, 6.

 

La venta de productos falsificados es otra forma de financiación el terrorismo yihadista

Según un reportaje de investigación del programa “En el Punto de Mira”:

Cada año más de 4 millones de contenedores de mercancías entran en España por puertos como el de Valencia. Los españoles gastamos al año 3.000 millones de euros en falsificaciones que se compran en mercadillos, bazares o en manteros y que son una fuente de financiacion del terrorismo. En diciembre de 2013 se desarticuló una red de falsificaciones en Portugal. Entre los detenidos 19 marroquíes, los cabecillas. En principio se pensó que los beneficios estaban destinados a negocios financieros en Marruecos. Después se descubrió que parte de ellos financiaron el yihadismo.

Diversificando las inversiones…

Podéis ver un resumen aquí.

La policía encargada de investigar este tipo de grupos organizados dice:

Una de las fuentes de financiación del terrorismo proviene del negocio de la falsificación. No siempre es así, pero organizaciones como Al Qaeda se han financiado con este tipo de delitos y la Interpol sabe que la venta de todo tipo de productos falsificados es una de las fuentes de financiación del yihadismo. Los compañeros de EE.UU. que toman parte en cursos de lucha contra la piratería se hartan de recordar que una parte del atentado contra el World Trade Center de 1993 -en el cual se hizo detonar una furgoneta en el párking de una de las torres- se financió con la venta de material falsificado. Los colombianos también recuerdan que ésta ha sido una de las fuentes de financiación de las FARC y los irlandeses aseguran que el IRA sacaba dinero con la venta de tabaco de contrabando y de CD’s pirata.

Para conocer otras fuentes de financiación del ISIS podéis leer este artículo (de noviembre de 2015):

La macabra financiación del terrorismo es, en todo caso, muy compleja y difícil de controlar si no se hace sobre el terreno. La propia ONU advierte en sus resoluciones su preocupación por el hecho de que los vehículos de transporte, incluidos aeronaves, automóviles, vehículos de carga y buques petroleros, que tienen su origen o destino en zonas de Siria y el Irak donde operan el Estado Islámico o el Frente Al-Nusra, la franquicia de Al-Qaeda en la zona, puedan utilizarse para la transferencia “no solo de petróleo o metales preciosos, sino también de cereales, ganado, maquinaria, productos electrónicos y cigarrillos que posteriormente se venden en los mercados internacionales para canjearlos por armas”.

Sin olvidar el comercio de obras de arte, pasto de una diabólica decisión: ante la posibilidad de su destrucción, los precios a pagar por los coleccionistas se disparan. Tesoros de la humanidad, como las ruinas de Palmira, forman parte, en este sentido, del chantaje de los grupos terroristas. En palabras de Naciones Unidas, ese comercio está generando ingresos al participar directa o indirectamente en el “saqueo y contrabando de artículos del patrimonio cultural de los sitios arqueológicos, museos, bibliotecas o archivos” en Irak y Siria.

La toxicidad del Estado Islámico es tan grande que afecta hasta a los territorios que no ha podido controlar. Y de hecho, se da la circunstanciade  que el Gobierno kurdo de Irak no está pudiendo pagar a las compañías que explotan los yacimientos de Shaikan -el más grande del Kurdistán iraquí- debido a que no tiene dinero, toda vez que está gastando sus recursos en la lucha contra el Daesh, lo cual se hace más oneroso habida cuenta del desplome de los precios del petróleo.

GB: Presos aún tienen acceso a libros jihadistas

Preocupante noticia esta del Mirror:

Books calling for violent jihad were still found in prison libraries seven months after the Government was told they should be removed, it has been reported.

The presence of Islamist literature in prisons was reported to the Ministry of Justice in November, according to the BBC.

But the extremist texts remained in prison chaplaincies until June 2016.

Las cárceles contribuyen a la radicalización jihadista en prácticamente toda Europa. También en España:

A tenor de la evidencia empírica disponible para el caso español, los domicilios particulares han sido espacio de radicalización para el 73,0% de los individuos objeto de este estudio, del mismo modo que los lugares de culto lo fueron también para el 46,1% de los mismos, constituyendo estos dos tipos de lugares los más frecuentes ámbitos donde se han iniciado y desarrollado los procesos de radicalización de yihadistas activos en nuestro país desde la década de los 90 hasta prácticamente nuestros días (Tabla 8). Con la misma finalidad han sido además utilizados locales comerciales, en no menos de un 34,6% de los casos. Se recurrió también a espacios al aire libre en otro 32,7% y a lugares de trabajo en un 19,2% adicional. Los centros penitenciarios fueron ámbito de radicalización para al menos un 17,3% del conjunto de individuos que aquí estamos considerando. Importa subrayar que estos distintos ámbitos de radicalización yihadista son compatibles, por lo común complementarios y en modo alguno excluyentes entre sí.

Investigación en Génova lleva al arresto de dos marroquíes por terrorismo

detenidos en Gerona marroquíes 2Repubblica.it informó de que se trataba de una red propagandística del DAESH a través de Whatsapp, descubierta pedía prestados móviles a terceras personas. Una chica a la que se lo pidieron recibió un mensaje con un archivo de imagen en el que aparecía una mujer empuñando un rifle y luego un mensaje codificado (derecha).

Gracias a la denuncia de la chica, se han reconstruido tres meses de conversaciones, aunque hay contactos del Norte de África sobre los que no se sabe nada.

La investigación ha descubierto que también abrían perfiles de facebook falsos usando teléfonos móviles ajenos y ha usado escuchas nacionales (de Italia) e internacionales.

Los detenidos tenían antecedentes por tráfico de drogas y lesiones.

El día posterior la policía española arrestaba a dos marroquíes en Gerona por financiar al DAESH.

¿Guerra santa o asesinos lunáticos

Interesante reflexión de hace unos días aparecida en el periódico inglés The Telegraph:

Seeking explanations for evil is natural, but we must not impute too much calculation or design to the perpetrators. The truth is that there is no rationale here, no coherent argument that we can counter if only we formulate the correct intellectual response. There are only the acts of inadequate and sometimes disturbed individuals with a nihilistic desire to destroy anything that challenges them and their ill-formed idea of the world. Of course, we must harden our defences against such acts, but we should be wary of the notion that those acts represent a clash of cultures, for that suggests some sort of parity between irrational extremists on one hand and a civilisation of shared ideas and traditions developed over thousands of years on the other.

François Hollande of France may think that declaring France “at war” will shore up his fragile political position, but his response also risks validating the argument of Marine Le Pen of the National Front that the French establishment has failed to face up to the existential threat of terrorism. Security and intelligence operations can and should be reviewed in the face of these latest attacks, but we must take the greatest care not to dignify the attackers and their pathetic dreams of grandeur. They are not soldiers fighting a war for a higher cause, merely murderers deserving only contempt.

Por una parte, adoptar su “lenguaje” es caer en una trampa: no son “soldados de Alá“, si no gente que en muchos casos no pasan un adecuado examen psiquiátrico, como tampoco lo pasaría Al Capone, el estrangulador de Boston o Charles Mason.

Eso no quiere decir que no sean peligrosos (todo lo contrario, el sadismo que demuestran y la sed de poder no se encuentran en individuos con una mente normal) ni que no haya que estudiar su ideología para intentar neutralizarla, algo que desde luego no se va a conseguir diciendo que “no logran integrarse“. Los individuos anteriores tampoco lo hicieron y no por eso se les justificaba o disculpaba y de paso se hace un flaco favor a aquellos que sí se han integrado y llevan una vida plenamente normal.